Mediación Penal

Gracias a la aplicación de la Mediación penal, conflictos derivados de la comisión de un delito pueden verse resueltos de forma alternativa al proceso judicial.

Mediador Judicial centra su atención enlograr mediante su intervenciónla reparación del daño causado por una de las partes a la víctima el delito, de forma que prevalezca el resarcimiento sobre la pena o castigo impuesto a quien haya cometido dicho delito.

Existen delitos específicos en los que la reparación a la víctima es un atenuante como en casos de delitos urbanísticos, delitos sobre el patrimonio, delitos contra el medio ambiente o delitos de injurias y calumnias. Contacte con nuestra firma y hablaremos.

Por tanto, el cometido del mediador en este campo es asistir a ambas partes creando el marco adecuado para poder, tras haber escuchado las diferentes perspectivas, lograr que víctima e infractor puedan percibir las consecuencias vividas por parte de uno como consecuencia del delito cometido contra él y el arrepentimiento por parte del otro.

A partir de ahí, se deben sentar las bases para hallar una fórmula de resarcimiento satisfactorio para la víctima con la que esté de acuerdo el infractor.

Frente al simple castigo penal, la mediación puede lograr fórmulas de reparación en la que el infractor se haga consciente de la gravedad y repercusiones de su acción.

Tras haberse cometido el delito, debe iniciarse y tramitarse un proceso judicial, sin embargo, de forma simultánea, se puede optar por un proceso de mediación que, de concluir de manera satisfactoria, supondrá una reducción de la condena impuesta.

La mediación penal es el procedimiento de solución del conflicto, entre el infractor y la víctima, libre y voluntariamente aceptado por ambos, en que el mediador interviene para facilitar que se alcance un acuerdo, resolviendo así el conflicto de manera que la víctima sea reparada y que el infractor asuma su responsabilidad.

Mediador Judicial

Confianza, proximidad, experiencia y eficacia

Mediación Judicial y sus profesionales mediadores se encuentran sometidos a secreto profesional y no podrá declarar sobre los hechos de los que tenga conocimiento con ocasión de su intervención en el procedimiento.

Cabe mencionar que la Mediación penal implica una reducción de la pena, la obligación de indemnización por los daños que se hubieran causado a la víctima. Así pues, si se alcanza el acuerdo, la víctima será reparada y se evitará el juicio.

Asimismo, si no se logra el acuerdo, se produciría la suspensión del proceso, pero en el caso de alcanzarlo, cabe acordar el sobreseimiento de la causa e inclusive la suspensión de la pena y la reparación de los daños y perjuicios.

Porque el valor de la palabra y el poder del diálogo hacen posible el acuerdo

Talento y talante a su servicio. Soluciones para cada conflicto.

Nuestra firma hace uso de la Mediación como solución alternativa a los procedimientos judiciales tradicionales. De forma neutral y en la más absoluta confidencialidad, nuestros mediadores logran acuerdos satisfactorios para ambas partes de forma mucho más económica y ajustada a las circunstancias particulares de cada cliente.

error: Content is protected !!